Opiniones empeño coches

Opiniones de empeño de coches

Con todo el varapalo que ha supuesto la crisis, muchos negocios se han visto obligados a cerrar pero otros muchos han visto cómo sus cuentas crecían. Unos sufren y otros salen beneficiados. Nunca falla…

No obstante, hay un tipo de negocio que ha crecido exponencialmente con la crisis, provocando la aparición de los típicos timadores o que gente sin escrúpulos pudiera ponerse a los mandos de una empresa. Hablamos del empeño de coches, una forma de acceder a préstamos económicos que resultaba muy poco conocida en España.

Debido a la crisis, este tipo de negocio ha prosperado la mar de bien, pues con tener un vehículo en casa, se podía acceder a créditos rápidos con los que hacer frente a ciertos imprevistos. Se convirtió en una ayuda importante para muchos hogares.

El problema, como ocurre muchas veces, son las malas opiniones de empeño de coches que se pueden encontrar en redes sociales o foros. Opiniones sobre el empeño de coches provocadas por las malas prácticas de unos cuantos que buscaban enriquecerse a costa de timar, engañar y de explotar a terceros.

Por eso hemos querido mostrar algunas opiniones de empeño de coches para que se pueda comprobar que si buscas bien, con paciencia, eligiendo con cuidado la empresa con la que trabajar, no existe ningún tipo de problema con el empeño de coches. Son opiniones que hemos recopilado mediante encuestas propias y a través de internet.

Opiniones de empeño de coches

Opiniones de empeño de coches

 

  • Francisco Arévalo Jiménez. Madrid.

 

Yo tuve que empeñar mi coche por necesidad imperiosa. Los amigos se encontraban en una situación similar a la mía, los bancos no me querían ni ver entrar por la puerta (si no tienes dinero, no te quieren) y tuve que buscarme la vida.

Me informé en muchas empresas y por suerte encontré una que se adaptaba a mis necesidades y parecía legal y de fiar. No tuve ningún problema, además ellos no hacen la triquiñuela de ‘sigue conduciendo’, te guardan el coche en un garaje y ya está.

Es cierto que hay empresas que son un verdadero engaño, pero nada que no se solucione buscando. Buscando y leyendo absolutamente todo antes de firmar nada. Si no entiendes algo lo preguntas, o sigues buscando.

 

  • Verónica Martín. Sevilla.

Necesitaba dinero urgente y me dediqué a mirar mil cosas por internet. Eetuve viendo muchas opiniones de empeño de coches y en un principio tomé la decisión que ni de lejos empeñaba mi coche. Pero un amigo me habló del tema, parece que a él le fue bien y decidí probar.

Esto es un negocio y nadie da duros a pesetas. Quien llega a este tipo de empresas es porque no tiene más remedio y le han negado un préstamo en los demás sitios. Lo más importante es leer muy bien todos los documentos que te entreguen, sin prisa. No importa si te dicen ‘son las condiciones, como cualquier otro préstamo’. Es mejor que te lo leas entero de pe a pa. Los timadores están al acecho en todas partes.

Lo que debes tener claro es que si no pagar, te quedas sin el coche, pero por lo demás, a mi me fue bien y pude hacer frente a mi problema. Ahora sólo me queda terminar de devolver el préstamo.

 

  • Oscar Fernández Olivar. Mérida.

 

En mi caso he empeñé mi vehículo por no tener dinero que necesitaba por un imprevist. Desde que entré en la oficina el trato fue fabuloso en todo momento.

La cuestión es que hace dos meses que recuperé mi coche de nuevo, me salvaron del apuro y no tendría inconveniente en volver a empeñarlo si me hiciera falta. Me llama la atención que se hable de gente sin escrúpulos y ladrones. A mi me trataron fenomenal y no hubo problema alguno con nada. Aunque también es verdad que hay de todo en todos los sitios y tratando con elevadas sumas y objetos caros como un coche, los mangantes estén a la que salta.

 

  • Julio Ochoa. Aínsa.

 

Cuando leo algunas opiniones de empeño de coches me quedo pensando en cómo se ha podido acabar así. Yo empeñé mi coche por el mismo motivo que la mayoría, necesitaba cubrir un imprevisto y sabía exactamente lo que estaba firmando y lo que me costaba.

No hubo problemas de ningún tipo y nadie trató de engañarme. Siempre respondieron mis preguntas y me facilitaron cualquier trámite al máximo.

Post navigation