Impago con empeño de coche

Salir impago empeñando coche

Todos sabemos lo complicado que resulta hoy día conseguir un préstamo bancario. La crisis ha hecho que las entidades que tienen acceso al dinero se vuelvan desconfiadas y exijan todo tipo de condiciones para acceder a un crédito. Algunas condiciones se pueden asumir, pero hay algunas, más todavía tras los estragos de la crisis, que son imposibles.

Actualmente existe una gran parte de la población que acumula deudas que no han podido asumir, lo que conlleva que se haya procedido a su registro en las ‘temidas’ listas de morosos. Un registro donde bancos y agencias financieras incluyen a todo aquel que no se haga cargo de sus deudas, sin importar el motivo del impago. Aparecer en esa lista supone el rechazo, casi automático, de cualquier tipo de financiación o préstamo. Si bien, es posible que no sea un problema, para muchas personas puede terminar siendo un quebradero de cabeza.

El problema viene cuando intentamos zanjar la deuda. Hablar con bancos y financieras sobre un posible fraccionamiento del pago o un préstamo para hacer frente al problema, es un camino que no podemos tomar estando registrados en esa lista de morosos. Así que sólo no deja la opción de ahorrar durante un tiempo mientras la deuda sigue acumulando intereses por demora. Muchas personas recurren a la venta de bienes, con el objetivo de poder reunir la máxima cantidad de dinero posible en muy poco tiempo, pero existe una opción más que puede ser de mucha utilidad: empeñar un coche, en Madrid podemos encontrar diversos concesionarios donde hacerlo como Flexicar.

Salir impago empeñando coche

Hoy día, tener un vehículo en la familia es muy común, incluso hay hogares que tienen más de uno. El automóvil se ha convertido, casi, en algo básico en una familia y aunque resulta una fuente de gastos que se debería tener en cuenta antes de adquirir uno, también puede ser una fuente de ingresos en según que circunstancias, que nos sacarán de un apuro. En este caso el apuro, un impago que ha terminado escribiendo nuestro nombre en una lista de morosos.

Empeñar el coche supone una forma rápida para conseguir el dinero suficiente para concluir esa deuda que nos quiten de esa molesta lista. Además, como ya te habrás dado cuenta, el hecho de estar en una lista de esas características no es problema para conseguir un dinero empeñando el coche. De hecho, ni siquiera tenemos que demostrar ingresos ni solvencia alguna.

Todo esto se debe a que el mismo coche hace de aval, es la garantía de pago. Empeñar un coche es, exactamente igual, que empeñar cualquier otro bien solo que las cantidades de dinero que se manejan son algo más elevadas. Por otro lado, salir de impago empeñando coches no supone perderlo, pues muchas empresas ofrecen la posibilidad de seguir usando el coche mientras devolvemos el dinero acordado.

Sólo debemos tener una cosa en mente: no hacer frente a la devolución de lo pactado, acarrea perder el coche, pues pasará a ser propiedad de la casa de empeños.